Cerca de 300 víctimas fatales en Fusca por falta de peatonales y las autoridades no actúan

763
0
‫Compartir

Este es el costo que han pagado los habitantes de Fusca por tener que pasar a pie, a las carreras o a brincos, de manera diaria, los 6 carriles de la Autopista Norte.

De izquierda. a derecha,  Elicio Gómez, vicepresidente de Asojuntas y Presidente de la JAC de Yerbabuena. Martha de la Junta directiva de JAC de Torca, Miguel Angel Guijo presidente de la JAC de Torca y Janneth Cuesta, presidenta de la JAC de Fusca, en reunión con la comunidad. Foto archivo EPDC.

Chía | Redacción EPDC | Ciudadanía |
 Una protesta con arengas como “¡No más muertos!” y pancartas pidiendo los puentes peatonales que la comunidad de la vereda Fusca de Chía concertó con la ANI y Accenorte, a propósito del proyecto de ampliación de la Autopista Norte desde la calle 245 hasta La Caro, fueron los reclamos que los habitantes de la vereda salieron a exigir el pasado viernes 17, en horas de la mañana, sobre la Autopista Norte.

La inconformidad se generó luego de que los habitantes de Fusca fueran informados por sus presidentes de Acción Comunal, que el puente peatonal del sector La Báscula, que tanto estaban esperando y que se iba a construir a escasos metros del peaje sirviera para darles acceso directo a los residentes que viven sobre la séptima, se comenzó hacer no donde la comunidad lo solicitó y necesitaba, sino frente al Club Bellavista de Colsubsidio, o sea 900 metros más al sur de lo acordado, esto es en Bogotá y no en Chía.

Las víctimas de Fusca

 
La comunidad reunida tomando decisiones frente al tema de los Peatonales. Foto archivo EPDC

Así lo indicó Miguel Ángel Guijo, presidente de la JAC del sector de Torquita. Esta comunidad ha sufrido, por 30 largos años (lo que lleva el peaje de Los Andes, primero bajo el control de Devinorte y hoy de Accenorte, dos concesiones con razones sociales distintas, pero constituidas en un 90 % con los mismos socios), la muerte de cerca de 300 personas y más de 250 heridos graves entre familiares, amigos y vecinos. Este es el costo que han pagado los habitantes de Fusca por tener que pasar a pie, a las carreras o a brincos, de manera diaria, los 6 carriles de la Autopista Norte.

“Aquí, dice Miguel Ángel, no contamos con ningún paso peatonal cerca de nuestra zona residencial”. Los únicos puentes peatonales que existen en Chía sobre la Autopista Norte son los de la Clínica Universidad de La Sabana, ubicado a 3 kilómetros al norte del sector residencial, puente que gestionó la propia Universidad, y el de la entrada a Yerbabuena que, según dicen, tramitó el exministro y constructor de Chía, Gustavo Canal.

Y mientras las promesas no se cumplen, los residentes de Fusca de toda la vida y los recién llegados, siguen siendo afectados por el olvido y el abandono de los gobiernos municipal y nacional, porque nadie atiende su clamor por el derecho a la vida y a la libre locomoción. “Hemos permanecido por tres décadas abandonados a nuestra suerte y ahora, cuando se nos han prometido los puentes a raíz de la ampliación, nuevamente somos burlados por la concesión, mientras que el alcalde, Leonardo Donoso, no ha tomado medidas concretas y de fondo para proteger los derechos fundamentales de esta comunidad, ni llevó a cabo ninguna gestión para que nos cumplieran”, concluyó Miguel Ángel Guijo.

El derecho a la vida

Janneth Cuesta, presidenta JAC Fusca; Miguel Angel Guijo, presidente  JAC  Torca; Carlos Santana,
presidente de Asojuntas, y Elicio Gómez, presidente JAC Yerbabuena Alta. Foto: Archivo EPDC.

Este hecho, que ha sido califico por los especialistas como un absurdo, porque es un grave acto de irresponsabilidad de los gobiernos nacional y municipal no atender esta necesidad básica de las comunidades, dejó como resultado un acuerdo entre la comunidad para organizarse jurídica y socialmente y sacar adelante, a la mayor brevedad, los puentes que necesita el municipio y que se acordaron con la concesión, porque la obligación y el derecho, es salvar vidas.

“Al respecto, dice Janneth Cuesta, presidenta de la JAC de Fusca, son tantas las historias de pena y de dolor que tiene esta vereda que cuesta trabajo creer que para la concesión sea más importante construir el puente frente al Club Bellavista en Bogotá, que responderle a la comunidad de Fusca que ha sido martirizada con cientos de vidas.

“En 2016, explica Janneth, se hizo la concertación entre la ANI el concesionario y la comunidad, no solo de la vereda Fusca sino de Cajicá y Sopó, asistieron todos los actores y en una buseta se hizo el recorrido determinando la ubicación de cada puente”.

El entrame de los puentes peatonales

En total son 20 puentes peatonales de los que 13 estarían ubicados en Chía, 3 en Cajicá, 3 en Sopó y queda 1 al que aún no se le ha dado ubicación.

De los 13 puentes de Chía, 5 quedarán sobre la Séptima y 8 sobre la Autopista.

Del total destinados a Chía, 10 se podrán demorar entre 3 y 7 años en ser construidos, así como los 3 de Cajicá y 2 de los 3 de Sopó, todo porque la obra de ampliación está dividida en 4 etapas denominadas: Unidad Funcional 1, 2, 3, y 4. Cada Unidad tiene un presupuesto y una labor que realizar así:
Unidad Funcional 1, tiene a cargo la realización de las obras de ampliación de la carrera Séptima; (12 puentes)
Unidad Funcional 2, Realizará la ampliación de la Autopista Norte; (3 puentes)
Unidad Funcional 3, está a cargo de la construcción de la carretera de Los Andes; (5 puentes)
Unidad Funcional 4, comprende la Operación y mantenimiento del corredor vial.

De acuerdo con lo anterior y con el cuadro adjunto de los puentes, la ampliación de la Autopista Norte (Unidad Funcional 2), solo tiene la construcción de 3 puentes sobre la Autopista: El de La Báscula, Cuernavaca y Taller Cinco.

Dónde quedan los puentes

La comunidad se toma la vía para protestar por la falta de peatonales y la tarifa diferencial del peaje. Foto: Archivo EPDC

La Unidad Funcional 3, que hará la carretera de Los Andes, contempla la construcción de 5 de los 6 puentes previstos para Cajicá y Sopó. Los 3 de Cajicá deben quedar ubicados en Home Center, Universidad Manuela Beltrán y Casa Vieja, Los 2 de los 3 de Sopó, está previstos para Aposentos y La Diana, el tercero, el de Tinjaca-Yerbabuena, está programado en la Unidad Funcional 1, que recoje el grueso de los puentes, porque esta es la obra que más se demorará, primero porque la ampliación de la séptima está sujeta a la aprobación de la Alcaldía Mayor de Bogotá, y aunque ya se empezó a estudiar su factibilidad, es una fase que aún no tiene luz verde, pero en cambio sí tiene 12 puentes a su cargo.

De los 12, 5 se harán en Chía sobre la carrera séptima (ver Cuadro), 5 más sobre la Autopista y los 2 restantes son el de Tinjacá en Sopó y el número 20 que esta sin definir.

La reacción social

Así las cosas y teniendo en cuenta que el lanzamiento de inicio de obra de la carretera de Los Andes fue más un show mediático que una realidad constructiva, los conocedores afirman que esta se podría demorar entre 3 y 5 años, mientras que la séptima podría llegar a los 7. Lo que significa que la construcción de los peatonales podría ser tan largo como largo y difícil es que el sentido común se imponga sobre la inconsciencia.

Para Janneth Cuesta lo que sucede es un sinsentido porque los puentes están relacionados en el contrato de APP n.o001 de 2017, asimismo, se encuentran confirmados por la ANI en respuesta a un derecho de petición presentado por ella en 2018, por lo que concluye diciendo, “que de acuerdo con lo que está sucediendo, a la comunidad solo le queda hacer valer sus derechos y eso es, precisamente, lo que harán”.

Cuadro de Puentes

El siguiente es el cuadro de la relación de puentes peatonales relacionados en las paginas 16 y 17 del contrato de APP No. 001 de 2017 

 

 

Video de la protesta en la Autopista

 

‫Compartir

Deja un comentario