Cobros excesivos en taxis de Chía

1833
7
‫Compartir

Aquí la carta de un usuario desesperado e indignado

30 de abril de 2015,

Dr. GUILLERMO VARELA ROMERO
Alcalde del Municipio de Chía,
Ciudad.

Asunto: COBROS EXCESIVOS DEL GREMIO TAXISTA EN EL MUNICIPIO

Por medio de la presente expreso mi queja formal como ciudadano del municipio por más de 15 años y en vista que ningún gobernante ha tomado las riendas de asuntos tan básicos como la regulación de la prestación del servicio de taxis en el municipio. Hago énfasis en que los habitantes del municipio estamos siendo víctimas del abuso descarado de los señores taxistas que se atreven a cobrar como carrera mínima en el día $5.000 y adicionalmente aseguran que este valor nunca alcanza para un servicio de menos de 3 kilómetros. Me siento indignado cuando los señores taxistas de la empresa AUTO SERVICIO CHÍA LTDA se atreven a cobrar desde la vereda Samaria hasta la CLÍNICA UNIVERSIDAD DE LA SABANA (un trayecto de 4,1 km exactamente y 8 min sin tráfico) la cifra descarada de $10.000. Considero un atropello sin comparación el hecho que el Gremio Taxista de Chía no trabaje bajo ningún tipo de regulación como es lo simple y esencial de un taxímetro.

Le notifico Sr. Alcalde que la carrera mínima en Bogotá es de $3.900 en el día y puede llegar a $5.000 en la noche. A su vez, le hago saber que el cobro de $10.000 en el día se compara con un servicio desde el TERMINAL DE TRANSPORTES DE BOGOTÁ hasta la Calle 63 en Chapinero (un trayecto de 10,1 km y 21 min sin tráfico). Es decir, que los señores taxistas del municipio de Chía obtienen una ganancia de más del doble de lo que se obtiene prestando el mismo servicio sujeto a los mismos costos de mantenimiento y movilidad en la ciudad de Bogotá.

Dicho lo anterior, me permito invitarlo a tomar taxi en el municipio a su cargo en un trayecto similar, en orden de verificar la validez de estas afirmaciones y a su vez, tomar las medidas del caso. Finalmente, agradezco su atención por atender mi DERECHO DE PETICIÓN y quedo atento a sus próximos comentarios. Copio en este mensaje a los principales medios de comunicación, antes de que esta situación llegue a transformarse en un problema más grande tal como el que se está viviendo en la capital.

 Cordialmente,

Diego González Rozo

‫Compartir

7 comments

  1. Camilo a Gutiérrez 15 diciembre, 2015 at 08:32 Responder

    El señor que escribe la carta, no ha cogido taxi últimamente porque desde el 1 de diciembre de 2015, todos tienen taxímetro.

    • xxxxxx xxxxxxx 15 diciembre, 2015 at 18:22 Responder

      Señor Camilo, acaso ¿no ve la fecha de la carta? Hay que leer bien. Esto evidencia que el problema ha sido antes y después. Taxistas ladrones y malas personas.

  2. xxxxxx xxxxxxx 15 diciembre, 2015 at 18:23 Responder

    Queremos saber cual fué la respuesta a este derecho de petición. Si fué el taxímetro pues graves porque el problema esta peor con estos señores. ¿Acaso creen que toda la gente que vive en Chía es rica o que?

  3. Helga Polania Vorenberg 16 diciembre, 2015 at 16:28 Responder

    Estimado señor Diego: Le cuento que lastimosamente su carta fue publicada muy tarde, ya que a partir del 1 de diciembre están funcionando los taxímetros. Lo malo es que el remedio resulto peor que la enfermedad, ya que el cargo mínimo es de $4.500, según la señora secretaria de transito Clara Maritza Riveros, en comunicado por este medio informó que en las veredas se hacia un incremento de $500. El día domingo 13 de diciembre tome un taxi desde la vereda Bojacá a Ponylandia y otro de regreso más tarde y ambos me cobraron $7000. Entonces ¿quién dio la autorización para hacer un cobro así aun utilizando taxímetro? Por favor señor no utilice un taxi con el trayecto que mencionó en su carta porque a lo mejor, con taxímetro le cobran el doble de lo que pago anteriormente.

    • Diego González 3 enero, 2016 at 18:13 Responder

      Estimada Sra. Helga,

      La carta fue publicada el 30 de abril del 2015. Según tengo entendido y tal como usted lo afirma, a partir del mes de diciembre se empezó a regular el servicio de taxis bajo el DECRETO 42 de 2015. Sin embargo, tal parece que la Secretaría de Tránsito del Municipio acordó con las empresas Cootrasinchía y Autoservicio Chía, unas tarifas que en lugar de beneficiar a los usuarios (motivo de la carta original), beneficia directamente a estas empresas. Para empezar, se inventaron:
      1. Que debe haber un recargo de $500 por servicio puerta a puerta.
      2. Un recargo nocturno a partir de las 8:00 p.m. hasta las 5:00 a.m, que también se aplica al parecer para domingos y festivos de $1.100!
      3. Que el valor de la unidad es de $85 y que cambia cada 80 metros, siendo la tarifa mínima $3.800
      4. La ridiculez de un recargo de $5.000 por ir a la Clínica de la Sabana (queja original en la carta) ¿Será que los taxistas se van a quedar sin gasolina por tener que dar el retorno en el peaje? ¿Acaso el sector entre el Peaje y Centro Chía es un terreno baldío y nadie necesita taxi?

      Está claro que el motivo del DERECHO DE PETICIÓN era el amparo para todos los habitantes del municipio ante los abusos descarados del Gremio Taxista, pero en lugar de eso, la Dra. CLARA MARITZA RIVEROS optó por beneficiar a estas empresas y tal como usted lo afirma “EL REMEDIO RESULTÓ PEOR QUE LA ENFERMEDAD”.

      Recién acabo de llegar de Medellín y si bien allá la tarifa mínima es de $4.600 el taxímetro arranca en $2.700 y NO EXISTE ningún tipo de recargo por “servicio puerta a puerta”, por ser domingo o festivo o si quiera por ir al aeropuerto de Rionegro. En Bogotá los únicos recargos adicionales son “puerta a puerta” y “servicio nocturno”.

      PD: Hoy 03 de enero de 2016 comprobé los excesos descritos anteriormente al llamar un taxi desde la vereda SAMARIA hasta el Centro Comercial La Libertad en el pueblo y cobró la cifra descarada de $6.500 por un trayecto de exactamente 5 minutos. ¿Será que la Dra. RIVEROS no tiene que hacer mercado, nunca se enferma, no tiene que ir al banco, piensa que todos vivimos en Yerbabuena y cuenta con vehículos propios?

      Al parecer la Dra. RIVEROS entiende que en Chía los que toman taxi son la clase pudiente y evidentemente tiene un conflicto con la tecnología VS el sistema métrico.

  4. victor 11 febrero, 2016 at 04:40 Responder

    El 80% de los funcionarios que han pasado por ese cargo en la Secretaria de Tránsito han sido unos corruptos e indolentes. Tristemente esta señora no es la excepciónS

Deja un comentario