María José y el silencio de los inocentes

476
0
‫Compartir

 

Para muchos en Chía la escalofriante historia de la pequeña María José trae a la memoria, aquel duelo que vivió la ciudadanía ocho años atrás, cuando Orlando Pelayo otro padre, acabo con la vida de su pequeño hijo Luis Santiago.

Fotos Alexander Ospino, padrastro y asesino de María José

Chía | Redacción EPDC | Judiciales | 
Ante estas historias tan similares no podemos menos que preguntarnos ¿qué nos está pasando cómo individuos, cómo ciudadanos y cómo sociedad?

María José murió a manos de su padrastro Alexander Ospino, capturado en las últimas horas en zona rural del departamento del Meta, a quien ya se le había proferido orden de captura por el ejercicio arbitrario de la custodia de la menor.

El hombre una vez capturado, manifestó haberle quitado la vida a María José y haber sepultado el cuerpo en la zona montañosa del municipio de Chía, hecho que fue confirmado por las unidades de investigación criminal de la Policía de Cundinamarca.

Según las autoridades, María José de tan solo 4 meses de edad, fue hallada sin vida en zona rural del municipio de Chía, luego de los esfuerzos de la fuerza pública, el Gaula y unidades de inteligencia e investigación criminal, adelantaron durante 72 horas, al tiempo que ofrecieron una recompensa de 20 millones de pesos de recompensa para dar con su paradero.

Al respecto nos escribe un lector: “Se han puesto ustedes a pensar por que Chía ha sido epicentro de dos de los casos más aberrantes de violencia contra los niños en Colombia.. 

¿Ha visto usted acciones contundentes preventivas y correctivas por parte de las autoridades del municipio desde el caso de Pelayo hasta la fecha con esta niña?  se ha puesto a pensar en el enorme presupuesto y aparato administrativo con que cuenta la Personería municipal, la Comisaria de familia, la Casa de Justicia y demás entes dedicados al control seguimiento y detección temprana de potenciales casos como el reciente? Será justo que con todo ese presupuesto y funcionarios asignados a estas entidades no hay como evitar esas expresiones que tanto lamentamos por falta de actuación … REFLEXIONEMOS”

 

‫Compartir

Deja un comentario