Adiós María Dolores Pradera la de la fina estampa

66
0
‫Compartir

En 1966 María Dolores Pradera presentó al mundo su primera canción: “Amarraditos”. Se trataba de un vals peruano, compuesto por los argentinos Margarita Durán y Pedro Pérez. 

“Vamos amarraditos los dos, espumas y terciopelo, yo en un recrujir de almidón, tú serio y altanero. La gente nos mira con envidia por la calle, murmuran las vecinas, los amigos y el alcalde”.

Una madrileña, actriz de teatro y del cine se lanzaba  a cantar música latinoamericana. Un hit completo el de María Dolores Fernández Pradera, quien determinó llamarse simplemente como María Dolores Pradera.

Luego hizo un homenaje a Perú y cantó temas como “La flor de la canela”, “Fina estampa”, Limeña” y el súper éxito “El rosario de mi madre”. El vals peruano llegaba así a su máxima escala universal. En Colombia se debieron esperar más de 25 años para que pudiera hacer una gira que la llevara a Bogotá, Medellín y Cali.

Durante más de treinta años estuvo acompañada por Los Gemelos, un dueto de hermanos y virtuosos guitarristas: Santiago y Julián López Hernández. Dos punteros que se llevaron también los aplausos con canciones de José Alfredo Jiménez, Miguel Matamoros, Atahualpa Yupanqui, Violeta Parra y versos del inmortal Federico García Lorca.

Con “El Rosario de mi Madre” del compositor Mario Cavagnaro, se catapultó y sirvió como consuelo para muchos despechados de los sesenta: Aunque no creas tú, como que me oye Dios, esta será la última cita de los dos, comprenderás que es por demás, que te empeñes en fingir, porque el dolor de un mal amor, no es como para morir, pero desecha ya la más bella ilusión, a nadie ya en el mundo daré mi corazón. Devuélveme mi amor para matarlo, devuélveme el cariño que te di. Tú no eres quien merece conservarlo. Tú ya no vales nada para mí”.

Los boleros, baladas, coplas, vals, rancheras y hasta vallenatos, porque grabó “La gota Fría” de Emiliano Zuleta, tuvieron un sonido especial, una voz suave pero grave y un acompañamiento musical de primera categoría que le llevaron a ganarse 30 discos de Oro, Grammy Latino a la Excelencia Musical, Premio Ondas, la Medalla de Oro de las Bellas Artes de España y la Gran Cruz de Alfonso X el sabio, entre otras, pero también se llevó al más allá este 28 de mayo, millones de aplausos por sus presentaciones en España, Estados Unidos, México, Panamá, Colombia, Venezuela, Chile, Argentina y Perú.

Había nacido en Madrid, el 29 de agosto de 1924 y se despidió al cumplir 93 años. Dejó una historia en el teatro, el cine y la canción.

Dentro del listado de más de 300 canciones grabadas, figuran éxitos como “El tiempo que te quede libre”, “En un rincón del alma”, “Limeña”, “Cariño Malo”, “Amanecí en tus brazos”, “Cuando vivas conmigo”, “Gracias a la vida”, “La flor de la canela”, “El rosario de mi madre”, “Fina estampa”, “Toda una vida” y “Caballo viejo” de Simón Díaz.

Hizo amistad con Helenita Vargas y hablaron cuando la caleña grabó sus éxitos.

Hoy el mundo de los románticos despide a una de las grandes voces de las canciones de amor más bonitas de América Latina.

‫Compartir

Deja un comentario