Leonardo Donoso Ruiz: “Si marcamos la diferencia”

708
0
‫Compartir

Se ufana de ser un hijo de Chía, un municipio que no solo lo vio nacer, sino que también le dio todas las posibilidades a su familia de convertirse en una de las más comerciantes, conocidas y tradicionales del lugar. Teniendo como base ese establecimiento, un restaurante de gran fama, Leonardo Donoso Ruiz fue escuchando -de primera mano- las quejas cotidianas de los habitantes, quienes hablaban de los temas álgidos que les acongojan. 

Chía|Redacción EPDC|Elecciones 2015|
Pero primero se preparó profesionalmente. Se graduó como abogado de la Universidad Agraria de Colombia, en el 2013, y realizó una especialización en Alta Dirección del Estado en la Escuela Superior de Administración Pública; y otra en derecho Público, en la Universidad Autónoma de Colombia. Luego, decidió postularse como concejal, cargo que ocupó en dos periodos 2001 al 2003 y del 2004 al 2007, en donde se desempeñó como segundo vicepresidente de la corporación y presidente de las comisiones de presupuesto y de planeación.

Hace cuatro años fue candidato a la Asamblea Departamental de Cundinamarca, sin lograr el peldaño. Ahora, con las aspiraciones puestas en un nivel más alto, busca ser la próxima cabeza de la Alcaldía de Chía, posición desde la que quiere “marcar la diferencia”, como reza el lema de su campaña, con el que quiere enfatizar que es hora de que el municipio avance hacia el futuro, restableciendo los derechos de la comunidad.

El Periódico de Chía habló con él para conocer, más de cerca sus propuestas.

Para usted ¿Cuáles son los cinco problemas de fondo que hoy afronta el municipio?

LDR: El problema más grande de Chía ha sido siempre la falta de planeación, que conlleva al desorden urbanístico, escasez de infraestructura, negativo impacto ambiental y baja competitividad del municipio.

Otro déficit es la educación, que se convierte en el eje transversal de mi programa de Gobierno. Este tiene dos clases: uno que se concentra en el conocimiento o en la formación académica, y el otro se establece en la educación formativa, basada en los valores, en el respeto de la formación familiar y en cambiar el carácter de los adolescentes, que es en lo que me quiero concentrar.

Adicionalmente está la seguridad, la movilidad y la falta de competitividad en el contexto regional. Aquí hay que generar confianza y seguridad jurídica; que existan reglas claras en los procesos de inversión y de licenciamiento. Debemos hablar de la movilidad comercial sobre la Autopista Norte, con el distrito. Necesitamos más confianza inversionista, que permita el desarrollo económico de Chía.

¿Qué hará en su Gobierno para darles solución?

LDR: “Movilidad: hay dos temas que abordar, el tráfico pesado que atraviesa el municipio que viene de Cota sobre la Variante de Chía; y la movilidad interna dentro de casco urbano. Tenemos que construir una vía que nos vuelva más amable el traslado, que puede ser la Troncal del Río, que está en el sector de Guaymaral y que no impacta al casco urbano del municipio. La idea es hacer la gestión y buscar la inversión del Gobierno Nacional y departamental.

Teniendo en cuenta que la concesión Devinorte se acaba el próximo año, y que se puede extender a 25 años más -con la idea de ampliar la Autopista de seis a diez carriles; y la carrera séptima de dos a cuatro- entonces es el momento histórico para que también se haga una inversión significativa para el municipio.

La primera invitación que haré como alcalde es al Vicepresidente de la República, al director de la ANI, a la Ministra de Transporte y al director de las dos concesiones de Devinorte para que hagan un recorrido a las cinco de la tarde desde el sector de Siberia hasta Chía, y se den cuenta que es necesario hacer una nueva vía, la cual puede quedar estipulada como una Asociación Público Privada (APP), dentro del nuevo contrato de Devinorte.

También hay que hablar para quede aprobada la tarifa diferencial en el peaje para los habitantes de Chía; y que definitivamente se elimine el peaje de Fusca, que obstaculiza la calidad de vida de los habitantes de una vereda al municipio.

Donoso 1

 Educación

“Buscamos construir nuevos colegios, esto depende del presupuesto. Pero antes hay que introducir un grupo interdisciplinario, ojalá externo, que se dedique a la formulación, gestión y desarrollo de proyectos..

Vamos a implementar la jornada única educativa, mediante condiciones claras, para la operación permanente y sostenida de la jornada en la educación primaria, secundaria básica y media, que garantice la cobertura y la mejora en la calidad.

Así mismo, implementaremos la Cátedra de la Luna, enfocada a la urbanidad de Carreño, que logrará impactar a los colegios, empresas privadas, empleados dela Alcaldía y usuarios con los programas sociales del municipio.

Tenemos la misión de capacitar a nuestro docentes, a nivel metodológico y pedagógico, en busca de mejorar la calidad formativa. Y también vamos a generar emprendimiento digital y tecnológico en las instituciones, tanto privadas como públicas”.

La sostenibilidad y medio ambiente

“El mismo POT, que hoy está en modificaciones, debe ser enfático en los temas de conservación ambiental y la armonización en la implementación de las leyes para el respeto por el medio ambiente. Primero debe haber parámetros que permitan  la conservación de las cuencas hídricas y la limpieza del aire.

Pero también hay que solucionar los problemas de las plantas de tratamiento. Voy a revisar cómo va el proceso de la Ptar, para darle continuidad; pero lo primero es ajustarle una tecnología que permita verter las aguas de forma adecuada. Sin embargo, también hay que construir, por lo menos, tres plantas de tratamiento más: en el sector de Cataluña, La Valsa y en el Darién, que ya están contempladas dentro del POT. Luego de esto, debemos  controlar los vertimientos al río.

Así mismo, necesitamos implementar los Planes de Gestión Integral de Residuos Sólidos (Pegir), para ver qué vamos a hacer con los residuos sólidos, teniendo en cuenta que Mondoñedo solo tiene cinco años de vida útil. Mi propuesta es crear una planta de transferencia regional, que permita el 60 por ciento de aprovechamiento de estos residuos.

En cuanto a las mineras,  hay que respetar las leyes. Aquí hay tres entidades del orden ambiental: la Secretaria de Medio Ambiente, la CAR y el Ministerio del Medio Ambiente que se encargan de articular los procesos; vamos a tomar algunas decisiones administrativas, que nos permitan estar al frente de la explotación que se hace en ellas y, especialmente, que no se esté afectando nuestro medio ambiente. Sin embargo, sobre esas concesiones no tenemos mucha injerencia.

En cuanto a las avícolas, debemos fijarnos primero cómo queda el POT, para así darle solución a este problema, que tiene afectadas a muchas personas. La idea es reubicarlas en suelos que se destinen a la parte rural.

Desarrollo económico y regional

“Vamos a crear algunos beneficios tributarios para las empresas que generen empleo a los habitantes de Chía. Así mismo, fortaleceremos las asociaciones de campesinos y la red de abastecimiento en tiendas, logrando así recuperar el valor de los mercados populares.

Igual queremos implementar la marca Chía, para dinamizar la imagen de una forma competitiva y empresarial. Incluso, la idea es crear un sello que nos identifique, como puede ser: “Aquí está el corazón de la Sabana” o “Aquí comienza el norte de Cundinamarca.

También queremos articular el programa nacional El Primer Empleo con los empresarios del municipio para impulsar oportunidades laborales para los jóvenes.

Seguridad

“Buscamos la construcción de CAI veredales fijos e implementar el sistema 123 y dos grupos de reacción móviles. A la vez le daremos vida a la Dirección de Orden Público y Ciudadanía, que funcione las 24 horas. Nuestro objetivo es fortalecer la convivencia y paz entre todos”.

En caso de no quedar listo el nuevo Plan de Ordenamiento Territorial ¿estaría usted dispuesto a aprobar los ajustes que ha hecho el actual Gobierno?

LDR: “Si queda aprobado, debemos cumplirlo por su parte legal. Si no queda listo, toca revisar el documento, ponerlo en trámite y armonizarlo, de acuerdo con el plan de Gobierno. Haremos nuestros aportes técnicos, profesionales, académicos y sociales, para el legal desarrollo del municipio.

Hoy la norma estipula la construcción de cinco pisos y, en la variante a Cajicá, se contempla hasta ocho, pero no más. El nuevo POT plantea sobre los ejes viales hasta 12 pisos. Pienso, particularmente, que todo debe quedar a una altura estándar para evitar la explosión demográfica”.

¿Cuál será su política de Vivienda de Interés Social?

LDR: “Tenemos una gran talanquera en el municipio y se llama costo de la tierra para este tipo de vivienda. Sin embargo, los desarrollos urbanísticos deben aportar, en las sesiones tipo A, un porcentaje en tierra o un banco de tierras para la construcción de estas viviendas de interés social.

Tenemos que mirar con el Ministerio si podemos tener acceso a las viviendas de gratuidad, para bajar el costo de los terrenos.

En el tema de asociaciones populares de vivienda (OPV), tanto las asociaciones como las juntas de vivienda, ameritan una vigilancia continua. Las primeras deben estar vigiladas por el municipio, y en esto ha tenido una falencia Chía, porque debe cumplir su papel como  una superintendencia, a nivel municipal.

Las segundas deben tener el control del departamento de acción comunal, sobre todo porque están manejando los recursos de las personas. Como municipio vamos a ejercer un control para evitar la estafa en las asociaciones y juntas de vivienda”.

¿Cuál es su planteamiento respecto a la construcción de paz y seguridad, teniendo en cuenta que sería un alcalde del posconflicto nacional?

LDR: “Todavía no hay una política nacional clara para poder actuar como municipio. Debemos esperar si nos asignan grupos de insertados. Cuando esto suceda, actuaremos. Pero es demasiado precipitado hablar sobre el tema”.

¿Qué tipo de gobernante será usted? ¿Continuará con los proyectos de su antecesor?

LDR: “Mi propuesta central es que marcaremos la diferencia. Cambiar la manera de hacer política, mejorar la calidad de vida. Para esto sí hay que poner retrovisor, con el fin de evaluar la tarea administrativa, pero no para indagar la parte personal de los antecesores.

Entonces, lo que esté bien, hay que darle continuidad; lo que esté regular, evaluarlo a ver si funciona; y lo que este mal, cerrarlo definitivamente.

Yo no soy una entidad de control para llegar a juzgar. Estamos cansados de las peleas mezquinas. Tengo 1.450 días para gobernar y quiero ser exitoso. Yo me voy a dedicar es a gobernar; lo que se vea en el proceso de empalme, lo denunciaré a los entes de control, para que ellos actúen; más no yo”.

¿Cómo quisiera que lo recordarán, luego de terminar su Gobierno?

LDR: “El punto de partida de la transformación para Chía. Como un ser con un corazón grande, que dio lo mejor”.

¿Estaría usted dispuesto a entregarle a un grupo de veedores sus declaraciones de renta y los papeles de sus propiedades antes de comenzar y al terminar la alcaldía?

LDR: “Mis declaraciones de renta son privadas, por seguridad, no por ocultar algo. Solo lo haría ante las entidades de control”.

‫Compartir

Deja un comentario