Los Árboles de la Carrera Séptima

500
0
‫Compartir

¿A quién le importan los árboles?, ¿qué va a pasar con la palma de cera, el árbol Nacional de Colombia, localizada en la Carrera 7a con calle 72?, ¿a esto se le llama construir ciudad?

foto de: Eltiempo.com

 

Bogotá | Tomado de El Chapín, por Ilse Chavarriaga | Opinión |  
Un día cualquiera pasé cerca de la palma de cera ubicada en la Carrera Séptima (7a) con calle 72, costado sur oriental, y me dio curiosidad saber cuántos árboles hay en esta vía, pues su futuro es incierto ante la posible tala o trasplante al ser anunciado la posible ejecución del proyecto de la troncal de Transmilenio por esa ruta.

Sin pretender asumir el papel de un ingeniero forestal, en mi búsqueda encontré una metodología desarrollada entre el Departamento Nacional de Estadísticas –DANE-, el Jardín Botánico José Celestino Mutis de Bogotá y la Empresa de Acueducto de Bogotá -EAAB-, que registra al día de hoy tanto la cantidad de árboles como las especies más representativas plantadas en la ciudad.

El resultado obtenido de su aplicación es un inventario georeferenciado de todos los árboles ubicados en el espacio público de la ciudad, manejando 43 variables por individuo. La plataforma es denominada Sistema General de Arbolado Urbano -SIGAU-, que dispone de un Visor de Información Geográfica, el cual me permitió contabilizar el número de árboles para la Carrera 7a, sobre sus andenes y separadores viales, excluidas las franjas de control ambiental y las pocas glorietas que hay.

Según actualizaciones del SIGAU 2005, 2006 y 2007, en la carrera séptima desde la calle 32 bis hasta la calle 200, hay plantados 1.945 árboles, incluyendo los patrimoniales declarados por decreto distrital.

Al revisar el trayecto la zona con menor número de árboles plantados corresponde a las 35 primeras cuadras que hay entre las calles 32 y 67 donde supuestamente hay sembrados 104 árboles, lo que significa el 5.3% del total y las especies de mayor presencia son las variedades de caucho, eucalipto y urapanes. Del total contabilizado 21 están concentrados entre la calle 36 y el canal arzobispo y solo 6 ejemplares entre la 45 y la 59.

En el Parque Nacional Enrique Olaya Herrera, a la entrada del mismo, localizadas en el andén oriental de la Carrera 7a con calle 35, hay tres palmeras de la especie Fénix declaradas árboles patrimoniales con más de 9 metros de altura y copas de densidad media y alta. Ya en el 2008 Consorcio Troncal de Transmilenio por la Séptima en la segunda revisión al documento Tratamiento propuesto para los árboles patrimoniales, recomendaba que por su cercanía inminente a la obra en el trazado de la vía (carril sur-norte) y a la adecuación de las redes hidráulicas, sanitarias, eléctricas y de telefonía, estas tres palmeras deberían ser bloqueadas y trasladadas.

Es conocido por parte de los profesionales del gremio que en general estas labores son complicadas, porque los árboles se ven comprometidos a actividades estresantes que van desde la poda de ramas, prácticas fitosanitarias, protección de ramas, raíces y copas, excavaciones, pre-bloqueos, izajes, etc. De ahí que los expertos sugieren que los árboles no sean trasladados más allá de 100 metros de su ubicación original para no aumentar o comprometer su supervivencia. Me pregunto, ¿en que parte de la Carrera 7a lo harán?

Además, de lo que he leído hay que recalcar lo expresado por los que saben del tema, el trasplante de árboles adultos, en general, tiene grandes probabilidades de fracaso, las que se aumentan más cuanto mayor sea el árbol y se desconozcan las condiciones de desarrollo de sus raíces en el suelo.

¿Cuál es el plan ante la dificultad de los trabajos y su costo?: abordar un trasplante masivo y hacer un estudio previo del suelo que garantice la supervivencia o hacer un programa de tala generalizada barata y sin respetar las condiciones de dichos seres vivos.

Siguiendo en el recorrido de la Carrera 7a, el SIGAU, según actualización de 2005, en el parque de la calle 60, están inventariados 69 árboles, es decir un pequeño bosque de varias especies. Sin embargo, al caminarlo evidencié la existencia de solo 30 ejemplares. Esto puede significar que posiblemente existieron y a la fecha solo hay menos de la mitad.

Lo anterior encaja con lo registrado en la página 137 de informe de Calidad de Vida de 2013 que dice que en los últimos 5 años la disponibilidad de áreas arborizables cada vez disminuye más en la ciudad. Esto significa una reducción del 8% del número de árboles por cada 100.000 habitantes.

Esta realidad tampoco está en la línea con lo dicho por la Organización Mundial de la Salud (OMS) que recomienda un promedio de un árbol por cada tres habitantes para garantizar una mejor calidad de aire. En Bogotá solo hay 0,15 árboles por persona, es decir, 6,41 personas por cada árbol sembrado.

Al llegar a los predios del Club del Comercio, en la Carrera 7a con calle 62, hay tres palmas dátil, una palma fénix y una araucaria, declarados árboles patrimoniales con alturas que van de los 8 a los 20 metros y densidad de copa alta.

Según lo expuesto en el mencionado documento del Consorcio Troncal de Transmilenio por la Séptima, en el caso de la araucaria, como no es factible bloquear y trasladar, el tratamiento recomendado es la tala, dada la baja probabilidad de supervivencia. El principal motivo es porque estaría sobre el trazado de la vía exclusiva para Transmilenio, frente a una supuesta estación (aclaro es la versión del proyecto en ese momento). En el caso de la Palma Fénix y las tres palmas dátil, la recomendación es el bloqueo y traslado pues en el lugar donde están se realizarían adecuaciones de redes e interfieren directamente con el proyecto.

El informe de Calidad de Vida del 2013 señala que el Jardín Botánico identificó, entre otras localidades de Bogotá, a Chapinero donde el número de hectáreas para arborizar es precario o casi nulo. Añade, “(…) que la solución no radica exclusivamente en incrementar el número de árboles en la ciudad, sino también mantener adecuadamente los existentes y realizar una amplia labor pedagógica con la ciudadanía para la conservación del arbolado urbano y el cambio de percepción (…)”.

¿Qué va a pasar con esos 104 árboles? Es contradictorio, por un lado se sostiene la importancia de los árboles y su mantenimiento y por otro, es evidente que la intención expresa desde esa época la tala y trasplante para ejecutar el proyecto de la troncal donde cualquier justificación es válida. Me queda claro que a cambio de la superficie dura para dar vía a la troncal serán sacrificados seres vivos.

En las siguientes 35 cuadras, el SIGAU, a partir de calle 67 hasta la 100 contabiliza 245 árboles, es decir el 17,74% del total, predominando la presencia de variedades de las especies de caucho y de acacias.

Hasta la 72 sobresale la especie de eucalipto de diferentes tamaños y estado de salud, pero hay que subrayar que sobre el costado sur oriental está la palma de cera mencionada al inicio, que es árbol patrimonial. Este ejemplar con más de 60 años tiene una altura superior a los 40 metros y densidad de copa media. La recomendación del Consorcio es su bloqueo y traslado. La razón está en la construcción del deprimido comprendido entre la calle 70 y la calle 76 que tendría 11 metros de profundidad y 23 metros de ancho. Como la palma estaría localizada muy cerca de las obras se vería afectada por la construcción de las redes de alcantarillado y de electricidad pues estarían pasando directamente debajo de la misma y no se pueden desviar en este punto por lo reducido del espacio.

En otra consulta entre las calles 100 y 136, el SIGAU reporta la existencia de 673 árboles es decir el 34.6% sobre el total y sobresale la presencia de variedades de caucho, uparan fresno, acacia, Eugenia, pino y eucalipto.

En la calle 109 hay un eucalipto centenario declarado árbol patrimonial. Tiene 30 metros de alto y un diámetro de copa de 20 metros con signos de vitalidad pues la conserva verde. Posiblemente esté enfermo como muchos árboles de la ciudad. Sin embargo, su sentencia está dada: como interfiere con el proyecto por estar sobre el trazado de la vía, la recomendación es la tala. El informe indica que por su tamaño, edad y especie hace inviable el bloqueo y traslado.

Para el sector de las calles 136 a la 170, el SIGAU registra la existencia de 568 árboles, lo que representa el 29,2% del total, sobresaliendo las variedades de especies de caucho, Eugenia, acacia, sauco y eucalipto. Sobre las calles 136 y la 141, hay concentrados 109 ejemplares y solo entre las calles 161 y la 163, 11 ejemplares.

En las últimas 30 cuadras de recorrido, de las calles 170 a la 200 hay 255 árboles (13,1%) donde predominan diversas variedades de especies, eugenia y cauchos. Sobre las calles 170 a la 173 hay mezclados 90 árboles y entre las calles 175 y 180, solo 48 unidades.

En resumen, si todo lo registrado en el SIGAU es cierto, a lo largo de la carrera séptima estarían en riesgo 1.945 árboles de más de 29 especies, donde las más afectadas serían 770 ejemplares de las variedades de caucho sabanero, benjamín y de la india, que equivalen al 40% del total; 254 Eugenias (13%), 181 unidades de acacias (9.3%), 165 urapanes fresno (8.4%), 115 eucaliptos (5.9%), 64 saucos (3.2%), 61 pinos (3.1%), 54 unidades de jazmín del cabo (2.8%) y los 149 restantes corresponden a un número de árboles que por especie plantada varía entre 1 y 20 unidades.

Después de esta descripción quedan varias reflexiones por hacer. Si los árboles son productores de oxígeno, absorben dióxido de carbono, reducen la contaminación atmosférica, dan sombra y aminoran la temperatura y son reguladores del clima, ¿no es acaso una falacia lo anunciado por la administración distrital sobre la reducción de los niveles de contaminación?

No le veo futuro a los bloqueos y trasplantes de árboles adultos porque creo que la mayoría serán talados. Ojalá esté totalmente equivocada, pero si cortan los árboles para dar paso a las superficies duras, los exiguos beneficios que estamos recibiendo de los árboles desaparecerán y las buenas intenciones de reducción de la contaminación y el mejoramiento del aire quedarán en papel.

El supuesto proyecto de Troncal dizque pretende sacar de circulación a un exagerado número de buses que prestan servicio sobre la carrera séptima, para incorporar 150 BTR (ahora hablan de 240) y como lo anunció la administración, con la renovación de la flota los buses de tecnología limpia serán 41. La pregunta acá es ¿esos 41 estarán en la Carrera 7a? y ¿los 109 restantes, qué?

Este proyecto no fue concebido para mejorar la calidad de vida de la gente, fue madurado solo para mejorar un medio que es el transporte, un ingrediente mínimo dentro de la vida. No fue pensado en un ganar-ganar en todos los aspectos y para todos los seres vivos de la ciudad. La iniciativa planteada es bastante corta para mejorar la calidad del aire o para prevenir y controlar la contaminación.

Alguien un día me preguntó ¿qué es lo más importante de la vida?, respondí en forma inmediata: respirar. Y si lo miran con detenimiento es así. Estarías muerto y no podrías tener o realizar nada si no cuentas con el aire. En fin, si la Carrera 7a ha sido reconocida como la vía más contaminada de la ciudad, ¿entonces cómo vamos a resolver la siguiente ecuación?:
BTR Nuevos + Tala de árboles = disminución de producción de oxígeno, disminución de absorción de dióxido de carbono, aumento de contaminación atmosférica, aumento de temperatura.

Parodiando a un programa de televisión interrogo ¿y ahora quién va a defender los árboles de la Carrera 7a? No creo que sea el Jardín Botánico de Bogotá, ya que, a la fecha y por mi parte, desconozco si hay un Plan Local de Arborización Urbana «PLAUS» para toda la Carrera 7a, dando respuesta a nuestras preguntas sobre el futuro de estos seres vivos.

Tampoco he visto un pronunciamiento de colectivos profesionales como la Asociación de Ingenieros Forestales de Colombia -ACIF- o de la Asociación Colombiana de Arquitectos Paisajistas –SCAP-. ¿Ellos qué dicen? o ¿están totalmente alejados del tema por específicos intereses?

¿A quién le importan los árboles?, ¿qué va a pasar con la palma de cera, el Árbol Nacional de Colombia, localizada en la Carrera 7a con calle 72?, ¿a esto se le llama construir ciudad?

‫Compartir

Deja un comentario