Debate por megavía entre Cajicá y la ALO

‫Compartir

La vía atraviesa algunos predios que son de conservación y podría afectar al río Frío en Cajicá. Mientras que en Tabio los peajes los afectarían socialmente y se tendría que reubicar una escuela.

Foto: Milton Díaz. De cumplir con los requisitos, la obra se comenzaría a mediados del 2019.

| Tabio | Tomado de el Diario El Tiempo | Movilidad | La Región Desde los Medios | |
El proyecto conectaría Tabio con Funza, pero hay reparos por sus impactos ambientales y económicos.

A la vía con la que se proyecta descongestionar los municipios al norte de Bogotá, y que se construiría a través de una asociación público-privada (APP), le falta pasar la evaluación que dará su viabilidad ambiental.

El proyecto lo desarrolla la empresa Odinsa –junto con la Gobernación de Cundinamarca– y consiste en la construcción de una vía de 59 kilómetros que irá desde Cajicá hasta el tramo sur de la futura Avenida Longitudinal de Occidente (ALO), sin pasar por el perímetro urbano de Bogotá.

Se estima que tenga un costo de 1,3 billones de pesos, que financiará una filial del Grupo Argos que trabaja en proyectos similares en Colombia, Aruba, la República Dominicana y Ecuador. “Se realizaría en la periferia de la ciudad para traer todo el tráfico que viene del norte del país y sale hacia el sur, sin que tenga que pasar por la capital”, explicó Nancy Valbuena, gerente del Instituto de Infraestructura y Concesiones del departamento (Iccu).

Se contempla que la carretera pase por los municipios de Tabio, Tenjo, Madrid, Funza y Mosquera, y que de ese punto conecte con el tramo sur de la ALO.

Se comenzó su socialización, pasó la prefactibilidad y la factibilidad. Ahora estamos en un proceso que se llama evaluación, en el que se revisa si cumple técnicamente y financieramente, y si cumple ambiental y predialmente”, informó Valbuena.

De cumplir con todos los requisitos, la obra se iniciaría a mediados del 2019, y Odinsa recuperaría su inversión a través de la concesión, por 30 años, de dos peajes en la carretera.

Sin embargo, en las poblaciones de Cajicá y Tabio tienen algunos reparos sobre la vía. “Atraviesa algunos predios que son de conservación en Cajicá, que se definieron a través de su Plan de Ordenamiento Territorial, que por lo demás ha sido modificado”, manifestó Josué Frías, un ciudadano.

De acuerdo con Frías, el lugar por donde pasa la carretera podría afectar también al río Frío, lo que tendría consecuencias en las viviendas que hay por ese sector.

Entre tanto, en Tabio señalan que los peajes los afectarían socialmente. “Donde los piensan poner dejarían encerrado a Tabio y nadie podría salir sin pagarlos. El municipio es turístico y perdería porque quién va a ir si le toca pagar peaje”, explicó David Alexánder Piracoca, personero del municipio.

Piracoca agregó que se tendría que reubicar una escuela y que también perjudicaría a la fauna y flora del municipio.

Nos estamos comenzando a reunir con las comunidades y se les puede decir que no vamos a impactar ambientalmente”, afirmó la gerente del Iccu sobre la polémica ambiental.

Valbuena señaló que de no ser viable ambientalmente o si se presenta una propuesta mejor, el proyecto no continuaría.

‫Compartir

Deja un comentario