El homicidio se disparó en Zipaquirá y Girardot

336
0
‫Compartir

La Gobernación de Cundinamarca trabaja en el programa Territorios de Paz, que incluye a Zipaquirá, Girardot, Soacha, Mosquera, Madrid, Cajicá, Facatativá y Fusagasugá, en donde se busca mejorar la convivencia y reducir las muertes violentas.

Foto: Luis Lizarazo / Archivo EL TIEMPO. En 2016, el departamento cerró con una tasa de 15 asesinatos por cada 100.000 habitantes.

| Cundinamarca | Tomado de El Tiempo | La Región Desde los Medios | Seguridad |
 El crimen de una estilista que se movilizaba en su moto, junto con su hijo y un sobrino –ambos de 8 años–, cuando se dirigía hacia la vía de Girardot a Tocaima, se suma a los 13 ocurridos este año en ese municipio, que junto con Zipaquirá son de los más críticos en homicidios desde 2014 en el departamento, según Medicina Legal.

Y es que en Cundinamarca, en general, los homicidios se redujeron un 13 por ciento, al pasar de 477 casos en 2015 a 413 en 2016, lo que permitió que el departamento cerrara con una tasa de 15 asesinatos por cada 100.000 habitantes, un logro si se compara con los años inmediatamente anteriores, 2014 y 2015, cuando los registros mostraban un aumento del 2 por ciento.

Sin embargo, en Girardot y Zipaquirá, el homicidio no se ha reducido desde el 2014, a diferencia de lo que ocurre en buena parte del departamento. Y la situación es crítica, si también se tiene en cuenta que en esos dos municipios las tasas se acercan a la de Soacha, que tiene una población cinco veces mayor.

En Zipaquirá, hace tres años hubo 9 homicidios y al año siguiente, 25, es decir, un aumento del 200 por ciento. Mientras que en 2016 se registraron 24 asesinatos, es decir que la reducción fue de tan solo un 4 por ciento, y muy lejos todavía de los casos que se registraban hace tres años.

Para abril de este año, Medicina Legal llevaba 4 registros de homicidios, es decir, casi la mitad de lo que se reportó en todo el 2014.

Mientras que en Girardot, entre el 2014 y 2015, el aumento de los homicidios fue del 80 por ciento, al pasar de 26 a 47 asesinatos.

Y aunque hubo avances entre 2015 y 2016, pasando de 47 a 33 homicidios, la cifra tampoco alcanza lo reportado en 2014.

Infografía homicidios Cundinamarca

Foto: Infografía EL TIEMPO. En Zipaquirá y Girardot las tasas de homicidios son similares a la de Soacha.

Para abril de este año, en este municipio han reportado ante Medicina Legal 13 asesinatos, la mitad de los registrados hace tres años.

De acuerdo con la Secretaría de Gobierno de Cundinamarca, la intolerancia sería la causa del aumento de los homicidios en estos dos municipios. “Estaría relacionado con el incremento de consumo de licor y por los problemas de convivencia”, explicó Nelson Velásquez, titular de esa cartera.

Ante estos índices tan preocupantes, la Gobernación de Cundinamarca trabaja en un programa llamado Territorios de Paz, que incluye, además de Zipaquirá y de Girardot, a Soacha, Mosquera, Madrid, Cajicá, Facatativá, Fusagasugá, en los cuales se busca mejorar la convivencia y reducir las muertes violentas.

Allí se están realizando consejos locales de seguridad, donde va la institucionalidad total del departamento, la Policía Nacional, el Ejército y la Fiscalía”, indicó Velásquez.

Con estas reuniones, las autoridades han podido determinar las zonas de estos municipios en las que más ocurren homicidios y tomar medidas como mejoramientos urbanísticos o intervenciones de los uniformados para reducir ese delito.

En su caso, Girardot es donde más se han realizado reuniones, ya que lo reconoce el mismo secretario, es el municipio que, junto con Soacha, más homicidios registra en el departamento.

Por otra parte, en Zipaquirá se programa una reunión para poder implementar soluciones a la problemática de los asesinatos. “El gobernador, Jorge Rey, ha solicitado que realicemos en Zipaquirá un consejo de seguridad del más alto nivel con la presencia del general Jorge Nieto, director de la Policía”, concluyó el secretario de Gobierno.

‫Compartir

Deja un comentario