Rafael Ballén Molina: ¡a defender lo público con transparencia!

642
0
‫Compartir

Este hombre de ideas profundas y conceptos claros nació en el municipio de Carmen de Carupa y estudió derecho público en la Universidad de Zaragoza, en España. Su actividad laboral la ha labrado desde la académica, en la que ha trasegado durante más de 30 años en algunas de las principales universidades del país, entre ellas la Nacional, la Militar Nueva Granada y la Libre, donde ha impulsado el proceso de investigación académica.

Cundinamarca|Redacción EPDC|Elecciones 2015|
En el quehacer político, Rafael Ballén Molina tiene un importante recorrido como concejal de varios municipios, como Carmen de Carupa, Ubaté, Zipaquirá, Subachoque y Cota; también ha sido diputado de Cundinamarca y miembro del I Congreso (fundacional) del Polo Democrático Alternativo. Actualmente es el consejero jurídico de Clara López, en la campaña de la candidata a la Alcaldía de Bogotá, así como redactor del prestigioso diario francés “Le Monde Diplomatique”.

Ahora, teniendo todo el conocimiento y los argumentos posibles para ofrecer un gobierno honesto, transparente y dirigido al beneficio de la comunidad, se establece como candidato del Polo Democrático a la Gobernación de Cundinamarca 2016-2019, posición para la que expone un programa que concentra en 10 puntos, entre ellos: asignar partidas presupuestales para pagar el déficit fiscal de $200 mil millones, que el Gobierno adeuda a las universidades públicas; elevar la inversión en ciencia e investigación, pasando del 0,5 al 2,0% del PIB; promover la seguridad alimentaria; incluir el tema ambiental en todo el proceso educativo; reorganizar las corporaciones nacionales; fortalecer los ecosistemas estratégicos, y recuperar la descentralización de la Constitución de 1991.

El Periódico de Chía lo entrevistó para conocer un poco más sobre lo que prepara para manejar Cundinamarca durante los próximos cuatros años. Esto fue lo que nos dijo.

¿Qué le ofrece de diferente a Cundinamarca, un departamento cansado de los malos manejos?

RBM: El programa que presento tiene cuatro ejes primarios, sin embargo, el más importante es la defensa de lo público, porque la crisis de liderazgo ha hecho que ingresen personas que quieren robarse los recursos a todo nivel, desde los financieros, pasando por los bienes materiales de la administración, hasta el suelo, las calles, las plazas, los parques, los recursos hídricos, los páramos y las montañas, que son para la sociedad. La idea es defender esto de dos enemigos: los grandes ejecutores del Estado y de las altas autoridades del Estado, ya que estas mismas autoridades se encargan de enajenar y de privatizar lo público.

Voy a defender encarnizadamente los páramos. Del 1’700.000 hectáreas de páramos que tiene Colombia, 386 mil están en Cundinamarca, representadas en cinco páramos: Sumapaz, Chingaza, Cruz Verde, Guacheneque, donde nace el río Bogotá y el de Guerrero, los cuales cuentan con tres enemigos: la minería, la agricultura y la ganadería extensiva; aunque la minería es el principal problema, porque apenas comienza la exploración, se afectan las fuentes hídricas, en parte por los componentes químicos que utiliza. El problema es que abundan las solicitudes mineras; para poner un ejemplo, en Carmen de Carupa hay 85 solicitudes de concesión de minas y ya han aprobado 22; de éstas ya hay cinco en explotación y el pueblo está destruido. La población dice que no hay agua para tomar, para comer y vivir. Sin embargo, la CAR afirma que son los campesinos los que están envenenando a los páramos.

Por otro lado, quiero apoyar la parte educativa y, como un símbolo de desprendimiento de lo público y como parte de una generosidad personal, renunciaré a la mitad de mi sueldo mensual para crear un Fondo Educativo, que permita llevar herramientas a las escuelas más abandonadas, que no tienen útiles ni la infraestructura para enseñar.

Asimismo, voy a trabajar en el cumplimiento de los derechos fundamentales de la sociedad: educación, salud, trabajo, vivienda y seguridad social, como también en el desarrollo sostenible.

87 BALLEN 02

¿Cómo piensa recobrar la credibilidad del departamento, que todavía tiene vivo el  ingrato recuerdo de Álvaro Cruz?

RBM: El ingeniero Cruz, quien ha sido gobernador dos veces, sale por el carrusel de la contratación; pero también lo investigan por un hecho que lo relaciona con la compra de un terreno en Florida (Estados Unidos) con un exsocio. Ante esto toca hacer una revisión juiciosa de todas las contrataciones que él deja, para saber qué es bueno continuar y qué no.

Cuando llegue a la Gobernación me encargaré de manejar el tema de la contratación por medio de la administración directa y me apoyaré un poco en las Juntas de Acción Comunal, porque esto -en primera instancia- les da mano de obra local a los municipios y, segundo, ofrece un escenario de transparencia. Sólo las grandes obras las haré por el régimen de licitación.

¿De qué manera intervendrá en el trabajo de la Corporación Autónoma Regional (CAR) para que se respeten los intereses medioambientales y de suelo en el departamento?

RBM: Lo primero que haré es revocar el Acuerdo 022 de 2009, que afecta a todas las personas que tienen asiento en la jurisdicción de la CAR, el cual está afectando a los campesinos productores de leche y papa del departamento. Lo segundo es que hay que sacar estas CAR de la región, que no ofrecen grandes cosas. Sin embargo, primero ejerceré mi papel de intermediación, ante las instancias nacionales, para ver la posibilidad de regenerar estas corporaciones o acabarlas del todo.

¿Qué hará con la Rape?

RBM: La Rape legalmente no existe, porque el desarrollo del POT -conferido en la Ley 1454- llegó después de la Constitución. Lo cierto es que los actos administrativos, por los cuales fueron creada, están viciados de nulidad, ya que están violando la propia norma de Ordenamiento Territorial y las normas constitucionales. En la Constitución hay unos 40 artículos que dicen que los ciudadanos deben ser consultados en los problemas que los afecten, incluso se dice en la misma Ley de Ordenamiento, pero ninguno de los 316 municipios que forman parte de los departamentos de la Rape (Tolima, Meta Boyacá, Cundinamarca y Bogotá como D.E.) han sido consultados para crear la Rape. A mi forma de ver, la idea es constituir una entidad homogénea.

¿Qué opina de la metropolización de la región con Bogotá?

RBM: En principio no estoy de acuerdo con esto. Bogotá es un monstruo inmenso que se come la sabana y a los municipios, y éstos tienen su propia connotación cultural. De esta forma, así como el centro de la capital se defiende como parte de su patrimonio histórico y cultural, asimismo las universidades que están en la sabana deberían reunirse para ayudar a conservar e interceder para que se respeten las manifestaciones culturales de los municipios. Por lo tanto, no se puede hacer una metropolización del departamento, al contrario, toca hacer una separación completa en ese particular.

Para que se pueda entrar a un régimen de metropolización con Bogotá se tendría que hacer una reforma constitucional y que a cada uno de los 20 municipios de la sabana se le diera una igualdad para negociar en similares condiciones. Pero, además, se debe consultar a la población municipal si en verdad quiere ser parte este mecanismo. Ningún alcalde o gobernador puede comprometer la independencia de cada uno de los municipios; si lo hace, viola la Constitución.

¿Qué hará con el anhelado proyecto del tren de cercanías en su gobierno?

RBM: Ese plan de trenes de cercanías me parece un desarrollo importante. Sin embargo, creo que antes de iniciar este ambicioso proyecto -que no soluciona el problema de movilidad ni en la capital ni en los municipios- se debería más bien disponer esos recursos para fortalecer los servicios de salud, educación, vivienda, recreación y construir hospitales de tercera generación, antes que pensar en solucionar el problema de los ciudadanos bogotanos para llegar a los municipios.

¿Qué hará con El Dorado II o aeropuerto alterno a Bogotá?

RBM: Me opongo a que se construya entre Facatativá y Madrid, como se viene planeando; que busquen otra alternativa. Esto afecta a los ciudadanos, quienes no han sido consultados para tener entre sus calles y vidas un proyecto de este calibre.

¿Qué programas contempla para recuperar la cuenca del río Bogotá y asegurar su descontaminación?

RBM: A este río, que era la joya de la sabana, hay que ponerle todos los cinco sentidos. Obviamente, hay que seguir saneando la cuenca o su nacimiento, hay que continuar con la arborización de fuentes nativas, en la parte montañosa, y hay que poner un mayor número de vigilantes para que cuiden esa zona.

Hay que hacer un plan de dragado y ampliar sus riberas, porque al momento de presentarse las grandes lluvias, produce un problema de inundaciones. También se vuelve importante hacerlo navegable para el turismo. Todos los recursos que se inviertan son necesarios. Pero hay que descontaminarlo en sus 308 kilómetros de extensión, porque contamina a los 46 municipios que lo tienen de vecino.

Es importante conminar a las grandes empresas -localizadas en estas áreas y que son las grandes contaminantes- para que tengan grandes plantas de tratamiento y no manden los residuos a este importante afluente.

Cree Usted que para garantizar el agua en el departamento, ¿se necesitan, acueductos regionales?

RMB: El agua es un recurso público que hay que defender. Me volveré un defensor para que este recurso no se privatice. Hacer un acueducto regional me parece de la mayor trascendencia para los municipios, pero se debe hacer a través de una empresa comercial del Estado”.

‫Compartir

Deja un comentario