Cuestionan al rector de la UIS con nuevas denuncias por la compra de predio en Chía

278
0
‫Compartir

¿Qué pasa con la dirección de la UIS?

Chía| Tomado de Colombia Informa |Educación|La Región desde los Medios|
Félix Jaimes Lasprilla representante de sector productivo ante el Consejo Superior acusó al rector Álvaro Ramírez de haber modificado los pliegos de la licitación del edificio de gestión empresarial del Parque Tecnológico Guatiguará –PTG- para favorecer a cierta constructora oferente. Jaimes Lasprilla manifestó además tener pruebas técnicas de ello, se trata de una acusación que al mismo tiempo hizo la Sociedad Santandereana de Ingenieros con una carta dirigida al Consejo Superior. Manifestándole al rector que no era “digno” de continuar en el cargo y que lamentaba el desengaño que estaba viviendo producto de sus actuaciones.

Se trata de un elemento nuevo en una secuencia de hechos turbios al interior de la UIS. La acusación gira entorno a que el rector favorece a un poderoso consorcio constructor propiedad de la familia Valderrama -Valco Constructores Ltda y Constructora Valderrama Ltda- para el contrato del edificio del PTG, un contrato de alrededor de 9 mil millones de pesos. Esta hipótesis es motivada además por la cercana relación que tiene el rector con el gobernador del departamento Richard Aguilar, quien ha sido acusado en los medios regionales de concentrar la contratación de su despacho con Valco, poniéndose como ejemplos el tercer carril de la autopista, el intercambiador de Neomundo, el estadio Barrancabermeja y vía San Gil-Charalá-Límites.

El rector de la universidad ha pujado por la compra de un terreno en el municipio de Chía para construir una sede de la UIS en el centro del país. Ante ello el representante estudiantil ante el Consejo Superior, Carlos Monroy, declaró que el apoderado y representante legal del lote en Chía ha sido también representante legal de Valco en otros negocios, sin que esto sugiera por si solo que el lote en Chía sea propiedad de Valco.

Otras sombras que rondan al rector Ramírez tienen que ver con la adquisición de un apartamento de Valco en el mes de febrero. Al respecto el rector expresó a través de un video publicado por medios institucionales, que lo adquirió gracias a un préstamo. Sin embargo, el propio rector confirmó que había sostenido en meses pasados una reunión con Mario Valderrama, dueño de Valco ltda.

Al interior de la universidad

El semestre académico de pregrado en  la UIS terminará en septiembre, luego de modificarse el calendario al final de las siete semanas de asamblea permanente que profesores, estudiantes y trabajadores sostuvieron entre marzo, abril y mayo como consecuencia de una serie de irregularidades y grandes proyectos institucionales sin previa discusión ni socialización dentro de la comunidad universitaria como la negociación del lote en Chía, la creación de una nueva vicerrectoría, la figura de fundación para administrar el PTG, entre otros; todos proyectos que fueron derogados debido a la presión de la asamblea triestamentaria.

La imagen del rector como líder académico que administra las líneas gruesas de la UIS está bastante golpeada,  muy pocas personas aún creen en él luego de que ocultara información y mintiera sobre varias conjeturas.

La reacción de la comunidad universitaria

El rector está condicionado por la comunidad universitaria quien le dio una oportunidad para reconstruir la confianza a través de unas mesas de concertación que se instalaron como condición para levantar la asamblea. Este nuevo episodio ha rebosado la copa en importantes grupos de opinión de la UIS. Los estudiantes ya citaron asamblea para el jueves 20 de agosto y los profesores hicieron lo propio solicitando formalmente la renuncia del rector por medio de un comunicado al Consejo Superior firmado el 13 de agosto.

Los colectivos estudiantiles y estudiantes en general tienen un interesante debate al respecto pues no ha pasado desapercibida la contundente actitud crítica de Jaimes Lasprilla. Algunos leen su actuar como parte de un objetivo de algún sector del ´liberalismo´ que quiere en la rectoría alguien más cercano a sus colores. Valoran que hay una pugna con el sector del gobernador Aguilar.

Jesús Maldonado, miembro del proceso nacional Identidad Estudiantil y estudiante de Diseño Industrial, corrobora que la realidad administrativa de la UIS no se explica sin poner en el mapa a las maquinarias políticas de la región quienes no subestiman el musculo económico del claustro universitario, además agrega que: “Aunque la salida o permanencia del rector beneficia a algún grupo político externo a la UIS, el estudiantado debe tener la madurez para tomar una posición y ser muy claros en que no estamos haciéndole el favor a nadie al solicitar o no la renuncia del rector, sino que se trata de un momento que sentará un precedente, y que en últimas nos interesa es el fortalecimiento del movimiento educativo, de lo público y de la UIS como patrimonio de todos”. La complejidad de la situación no es menor, el ambiente esta enrarecido por la cercanía de las elecciones territoriales de octubre y las elecciones a rectoría a comienzos del otro año.

Todos coinciden en rechazar rotundamente una eventual intervención del Ministerio de Educación aprovechando la inestabilidad del alma mater y amparados en la nueva Ley de Inspección y Vigilancia vista por amplios sectores como una bofetada a la autonomía universitaria que por otro lado es defendida por la comunidad quien amparada en ella viene fortaleciendo una corriente de opinión favorable a la reforma democrática de los Estatutos que actualmente permiten la antidemocracia.

‫Compartir

Deja un comentario