La maleta austera del papa Francisco

393
0
‫Compartir

Hay muchas tonalidades de austeridad, cada uno debe buscar su camino” dice el sumo pontífice posee una pesada maleta negra que lo acompaña en todas las giras. La pregunta que muchos se hacen es ¿qué llevará dentro?

| Nación | Prensa Guillermo Romero | Religión |
Una de las curiosidades del Papa Francisco que despiertan interés es verle bajar del avión con una pesada maleta negra. Le acompaña en todas las giras y la pregunta es ¿qué llevará dentro?

Es de cuero negro, puede medir unos cincuenta centímetros de ancho y unos treinta y cinco de alto, posee dos chapas y tiene buena capacidad para albergar documentos.

No permite que se la carguen, aunque en los últimos viajes, uno de sus secretarios se la lleva, cuando se sube a un papamóvil, por ejemplo.

En el libro “El Papa que ama el fútbol” de Michael Part cuenta que el entonces cardenal Jorge Bergoglio llegó a Roma el 3 de marzo del 2013 a las 9:30 de la mañana y revela que “mientras el cardenal esperaba en la cola de la aduana, abrió su maletín negro para asegurarse de que tenía su breviario de oraciones en dos volúmenes, su agenda, su billetera, y su pasaje de vuelta”.

Luego agrega el escritor: “El cardenal no esperaba ser electo Papa esta vez. Eso se había acabado para él, cuando en el año 2005 había quedado en segundo lugar, detrás de su amigo, el papa Benedicto XVI. Esperaba volver a Buenos Aires a tiempo para Semana Santa. Había escrito una homilía durante el vuelo y apenas si podía esperar para ofrecerla a la multitud de fieles, una vez que hubiera regresado a casa”.

El maletín negro es un constante en la vida del Papa Francisco. En el libro se reseña que “cuando el cardenal Bergoglio salió de la terminal del aeropuerto romano, llevando su maletín en una mano y arrastrando su maleta de ruedas con la otra, hacía más frío de lo que esperaba”.

Libros y una máquina de afeitar

El 30 de julio del 2013, cuando regresaba del viaje para Brasil, ante la insistencia de los medios de comunicación, sobre lo que llevaba en la maleta, reveló: “¡No tenía llave de la bomba atómica! Sino que lo llevaba porque yo siempre lo hice…Y ¿Qué había dentro? Bueno lo necesario para afeitarse, el breviario, la agenda, un libro para leer –me traje uno sobre Santa Teresita de la que soy muy devoto…Yo siempre llevé mi maletín cuando viajo: es normal. Y debemos ser normales”, contó a los periodistas en una improvisada rueda de prensa en el vuelo.

La austeridad es buena para todos

Ese mismo día les explicó a los periodistas sobre su vida de austeridad. “No podría vivir solo en el palacio, no es lujoso. El apartamento pontificio no es tan lujoso, es amplio grande, pero no lujoso. Pero no puedo vivir solo con un pequeño grupito. Necesito a gente, encontrarme con la gente, hablar con la gente”, dijo.

Cada uno debe llevar adelante su vida con su modo de vivir y de ser. Los cardenales que trabajan en la Curia no viven como ricos o fastuosos. Viven en apartamenticos, son austeros los que conozco. Cada uno debe vivir como el Señor le pide que viva. La austeridad, una austeridad general creo que es necesaria para todos, para todos los que trabajamos en el servicio de la Iglesia. Hay muchas tonalidades de austeridad, cada uno debe buscar su camino”, agregó.

‫Compartir

Deja un comentario