Gobernador declara emergencia sanitaria ambiental en La Calera, Sopó y Tocancipá

308
0
‫Compartir

El gobernador de Cundinamarca, Jorge Rey, decretó la emergencia sanitaria en La Calera, Sopo y Tocancipá, por posible vertimiento de sustancias toxicas en cuerpos de agua ubicados en la jurisdicción del municipio de La Calera. Sustancias que causaron este martes un muerto y 19 afectados por intoxicación

Mediante el decreto No. 166 de la fecha, el mandatario cundinamarques determinó que la medida atiende el informe presentado por la Unidad Administrativa Especial de Gestión del Riesgo y del Desastre (Uaegrd) de Cundinamarca, según el cual los cauces de las quebradas Manantial, Truchera  y los Trinos, así como aquellas otras que puedan resultar afectadas, se encuentran contaminadas por elementos potencialmente peligrosos para la salud.

La declaratoria de emergencia sanitaria busca salvaguardar la seguridad, salubridad y vida de los habitantes de los sectores afectados o en riesgo, por lo que resulta necesario que el Gobierno Departamental en coordinación con las autoridades locales municipales y la fuerza pública adopten medidas tendientes a lograr la protección de la ciudadanía cundinamarquesa.

La medida tendrá una duración de quince (15) días calendario, contados a partir de la fecha de vigencia del Decreto, término durante el cual se aplicarán las disposiciones del régimen propio para las situaciones de emergencia, término el cual podrá ser prorrogado si las circunstancias así lo ameritan.

Emergencia en La Calera por intoxicación producida por fungicida

19 calera                                                                                                                                                         Carlos Arturo María Julio, director del Centro Regulador de Urgencias y Emergencias (CRUE) de Cundinamarca

Una persona muerta y 19 más afectadas es el resultado de una intoxicación por fungicida ocurrida este martes 18 de mayo en la finca los Pijaos, de la vereda San Rafael del municipio de la calera.

Así lo dio a conocer Carlos Arturo María Julio, director del Centro Regulador de Urgencias y Emergencias (CRUE) de Cundinamarca, quien manifestó que la situación, presentada hacia la 1:00 de la tarde, fue controlada gracias a la intervención oportuna de las autoridades cundinamarquesas, apoyadas por el Distrito.

Las intoxicaciones se produjeron por mal uso del fungicida, al no ser manejado con las debidas medidas de protección. Los afectados fueron trasladados inicialmente a la clínica Nuestra Señora de los Remedios, en La Calera, con dificultad respiratoria y, luego, con remisión priorizada, remitidos a la Fundación Santa Fe y a la Clínica Santa Clara, en Bogotá.

A las personas inicialmente aquejadas se les sumaron, en menor medida, médicos, enfermeras y auxiliares de la clínica Nuestra Señora del Rosario, quienes por el contacto, sin las precauciones necesarias, presentaron síntomas de intoxicación, para un total de 19 personas intoxicadas.

“A esta hora y durante toda la semana, en La Calera estarán las autoridades departamentales de salud trabajando armónicamente para determinar, no solamente qué pasó, sino para atender nuevos casos que se presenten, tanto en los pacientes, como de las personas que estuvieron cerca de ellos o los atendieron”, puntualizó el director del CRUE.

El capitán Álvaro Farfán, comandante de Bomberos de Cundinamarca, manifestó que la situación ya fue controlada y que Bomberos de Bogotá, con su unidad especializada, se desplazó hasta La Calera para identificar la sustancia

 

 

‫Compartir

Deja un comentario