Héctor Ignacio Correa Sarmiento: ¡el cambio es con seguridad!

1004
0
‫Compartir

Más de 16 años como habitante de Chía le han dado a Héctor Ignacio Correa Sarmiento el tiempo suficiente para identificar los problemas más grandes que aquejan, al más poblado municipio de Cundinamarca.

Chía|Redacción EPDC|Elecciones 2015|
Sus 27 años dedicados a la Policía Nacional se convierten en la mejor garantía y conforman el eslogan que actualmente encierra su campaña: “¡el cambio es con seguridad!”, uno de los temas más neurálgicos de este territorio de más de 120 mil habitantes, que hoy se ve sacudido por el microtráfico de estupefacientes, por el hurto a todo nivel y hasta el fleteo. Sin embargo, para este coronel retirado será una de las tareas más fáciles por cumplir, teniendo en cuenta su alta experiencia, tanto en cargos administrativos como operativos, que le permitieron una lista de reconocimientos en la institución policiva, 52 en total.

Graduado en Administración Pública de la Universidad Cooperativa de Colombia, con especialización en Seguridad Pública – de la Escuela General Santander- y un diplomado en Administración Integral de la Universidad de la Sabana. Ignacio Correa comenzó en la Policía Nacional, luego de tres años de capacitación, se centró en la sección Judicial y de Inteligencia (hoy dividida en dos direcciones), que más adelante dirigió y donde tuvo como blanco al más alto potencial subversivo y el valor más fuerte del narcotráfico( Creo que se

Su trabajo más intenso lo ejecutó desde la Dirección de Antinarcóticos, en donde fue el jefe operativo, comandante de aviación y comandante regional Número 1, 4 y 7. Como también, jefe de Grupo de Estandarización, de Combustibles y de Investigación de Homicidios.

 Este conocimiento adquirido en la institución nacional le otorga garantías en el manejo de gestión de calidad, medio ambiente, recursos públicos, proyectos de inversión, talento humano y apoyo a proyectos sociales con las comunidades.

Aunque entre sus planes nunca estuvo el llegar a los estrados políticos, desde hace un año y medio -cuando voluntariamente decidió retirarse de la Policía para dedicarse a su familia e hijos- gran parte de sus amigos le sugirieron la posibilidad de convertirse en uno de los candidatos a la Alcaldía de Chía, teniendo en cuenta su gran vocación de servicio y su talento para trabajar por la comunidad.

Ahora, como candidato del partido Centro Democrático, Héctor Ignacio Correa busca conseguir los mejores resultados en los escrutinios, ya que su programa de Gobierno está dirigido a manejar con honestidad, responsabilidad y respeto los intereses de los habitantes de este municipio cundinamarqués, al que quiere posicionar como uno de los de mejor nivel de desarrollo de aquí al 2019, cuando se cumpla el periodo gubernamental.

Héctor Ignacio Correa contestó al Periódico de Chía algunas preguntas que pueden dar una semblanza de su propuesta de gobierno:

Para usted ¿Cuáles son los cinco problemas de fondo que hoy afronta el municipio?

HIC: “Hicimos un sondeo en la comunidad para determinar –en su orden- cuáles son los temas que ameritan una rápida intervención, y la lista arranca con la inseguridad; le sigue la movilidad (que se ha vuelto un problema gigante por descuido de la Alcaldía actual), el medio ambiente, la salud y la educación, que son los ejes en los que trabajaré con ahínco desde el próximo año en calidad de primer gobernante del municipio”.

¿Qué hará en su Gobierno para darles solución?

HICS: “En Inseguridad: tenemos las herramientas, el talento y la experiencia para devolver a Chía la tranquilidad. Vamos a fortalecer el talento humano de la policía con capacitación, que tendrá a la cabeza comandantes con excelente hoja de vida; así mismo, implementaremos tecnología y buena infraestructura para la investigación del delito. Para eso, vamos a utilizar a la policía criminal, que se encargará de reunir las pruebas suficientes para judicializar a quienes cometen delitos en el municipio; y diseñaremos estrategias preventivas que nos permitan acabar con el problema.

Esta policía  nos ayudará a identificar a las organizaciones delincuenciales y llegar a la raíz del problema, para erradicarlo completamente. Pero también tendremos a la policía antinarcóticos, que se dedicará a combatir el microtráfico, flagelo que trae delitos conexos, como hurto, paseos millonarios y hasta la violación a las mujeres, etcétera.

Por otro lado, instalaremos mínimo tres CAI de frontera, que nos ayudará a cerrar la ciudad para evitar que los inconvenientes de otros municipios afecten el nuestro.

Así mismo, pondremos en funcionamiento alarmas comunitarias y arreglaremos las que se encuentran averiadas; comprometeremos a los líderes comunales a responder por el bienestar de sus sectores y de sus habitantes. De igual forma, instalaremos un mayor número de cámaras en Chía, que nos garanticen mayor seguridad.

Finalmente, haremos la gestión para que la Policía Nacional nos ayude con el seguimiento aéreo contra el delito; y estableceremos un puesto real de mando unificado, que esté articulado con todas las instituciones, para prestar un servicio rápido y efectivo de: ambulancia, defensa civil, emergencias, policía, entre otras”.

Hector Correa, aspirante Alcaldía Chia 2015Foto Angel Gonzalez Villegas

Movilidad:

“La cultura ciudadana será el plan bandera para mejorar la movilidad. Pero también trabajaremos algunos convenios para integrar a los municipios de Sabana Centro hasta Bogotá, en el desarrollo conjunto de vías que nos garanticen el traslado rápido y efectivo tanto al interior del municipio, como a la salida y entrada del mismo. También haremos un proyecto que nos ayude a determinar qué tipo de vías serían las más convenientes para dirigir el transporte pesado, que hoy congestiona a Chía.

Para esto hay que hacer un estudio serio del Plan de Ordenamiento Territorial (POT), con el fin de identificar las vías que se deben trazar o las que hay que hacerse. Hay que incorporar en este proceso a la empresa privada, especialmente a los constructores, quienes deben de dejar un aporte en terreno al municipio, luego de beneficiarse.

Finalmente, en cuanto a la Troncal del Cerro- proyecto que se cayó por falta de viabilidad- garantizo que no se va a revivir ni se va a reemplazar por algo que llegue a afectar a los ciudadanos. Debemos construir nuevas carreteras, pero sin afectar la calidad de vida de nadie.

Medio ambiente y sostenibilidad:

“Uno de nuestros pilares es darle una atención especial a la recuperación de los ríos y a la implementación de las plantas de tratamiento. Con respecto a la Ptar estoy completamente en desacuerdo con el leasing que se hizo para poder ampliarla, lo cual nos deja endeudados. Mi plan, cuando llegue a la Alcaldía, es poder construir una planta modular, que puede costar mucho menos, unos 10 mil millones de pesos. A la vez de iniciar otras dos más, que logren satisfacer las necesidades del municipio.

De igual forma, teniendo en cuenta que el acueducto y alcantarillado ya se quedaron cortos para cubrir a Chía, el objetivo es iniciar un plan maestro que permita pensar en el futuro desarrollo del lugar, incluso, para beneficiar a más de 200 mil habitantes.

En cuanto a las minerías establecidas en el municipio hay que mirar qué tipo de normas las acogen y hacer un seguimiento al cumplimiento de las leyes, para que no pongan en riesgo el medio ambiente de la región con la explotación de gravilla y arena, y con las técnicas usadas para la extracción.

Me comprometo, también, a garantizar que el recurso hídrico sea manejado de forma apropiada y que el uso del suelo cumpla con lo establecido en el Plan de Ordenamiento Territorial (POT).

Finalmente, teniendo en cuenta que las avícolas se han convertido en un problema que atenta contra la salud, el medio ambiente y la calidad de un gran número de residentes, trabajaré para que sean reubicadas en un lugar distante de la parte residencial, según el uso del suelo que muestre el POT, con la idea de que primen los intereses colectivos frente a los particulares.

Salud

“Hay varias debilidades que hay que atacar, en primera instancia, vamos a hacer una red de salud en la que intervengan el hospital de Chía y los centros de salud, con el objetivo de iniciar programas de nutrición y de vida sana; de recreación, de deporte y de actividades dirigidas a los adultos mayores, para que se les pueda hacer los controles necesarios.

Pero también vamos a garantizar una infraestructura digna en el Hospital de Chía, con equipamiento de alta tecnología y el mejor cuerpo médico (aprovechando el talento profesional de la salud presente en el municipio). Para alcanzar esta meta, vamos a gestionar la búsqueda de recursos o el apoyo financiero a nivel departamental y hasta nacional.

Educación:

“Vamos a empezar a trabajar por la calidad de los colegios; porque no podemos seguir teniendo solo dos planteles con nivel superior. Vamos a capacitar a los docentes y a exigirles que asimilen este importante reto, en busca de los mejores peldaños educativos.

Así mismo, a aquellos estudiantes que son tildados ‘problema’ o que no tienen los mejores niveles académicos, les dedicaremos un grupo de expertos que logren nivelarlos. La idea no es excluirlos, sino brindarles una ayuda profesional adecuada, para que no terminen en las calles, sino que puedan terminar sus estudios y aspiren a la educación superior. Esta es una de las fuentes más grandes del desarrollo: los jóvenes.

Para los que terminan sus carreras universitarias, hay que facilitarles la inclusión en las empresas de la zona. Para tal efecto, buscaremos hacer convenios con estas compañías o industrias para garantizar el empleo de nuestra gente; pero, a la vez, estableceremos qué tipo de necesidades o qué tipo de profesionales requieren, para poder implementar las carreras profesionales o técnicas en la Universidad de Cundinamarca o en el Sena, que contribuyan con el desarrollo y la generación de puestos de trabajo”.

¿Cuál será su política en materia de integración regional?

HICS: “Necesitamos afianzar las mejores relaciones y establecer una comunicación abierta y activa con los municipios cercanos y hasta con Bogotá, que nos permita garantizar los mejores proyectos a todo nivel: educación, seguridad, salud, medio ambiente y, claro, movilidad. Necesitamos comenzar a pensar de forma regional, para fortalecer el crecimiento y el desarrollo.

También necesitamos valernos de nuestros vecinos para afianzar nuestro turismo, para que emprendamos un tour regional. Particularmente en Chía, nos comprometemos a establecer un epicentro turístico, que podría iniciarse con las actividades sanas, como el ciclismo en el sendero de la iglesia de la Balvanera; implementar recorridos por los lugares históricos y establecer una zona gastronómica fuerte, que nos traiga visitantes frecuentes”.

En caso de no quedar listo el nuevo Plan de Ordenamiento Territorial ¿estaría usted dispuesto a aprobar los ajustes que ha hecho el actual Gobierno?

HICS: “Necesitamos con urgencia un POT que nos permita actuar en todos los frentes. Estamos atrasados en este tema que es vital. Sin embargo no podemos aprobar algo que no se ajuste a los intereses del municipio y de sus habitantes. Para eso, toca revisar cuidadosamente cuáles fueron esas implementaciones, para mirar si son las correctas. El objetivo es examinar con lupa, todos los usos del suelo y las alturas de las construcciones, para que no pongan en riesgo ni el desarrollo ni el medio ambiente del municipio.

En el POT definitivamente hay que incluir el uso industrial; que se pueda establecer una zona de desarrollo, que puede ser desde Centro Chía hasta la vitrina de Hyundai, en la Autopista Norte”.

¿Cuál es su planteamiento respecto a la construcción de paz y seguridad, teniendo en cuenta que sería un alcalde del posconflicto nacional?

HICS: “A este tema hay que darle un tratamiento especial, porque aún no estamos preparados.  Sin embargo, para garantizar paz y seguridad es importante hablar con las empresas para que haya una verdadera inclusión laboral para esas personas reinsertadas. Pero también pondremos a funcionar planes educativos que ayuden a formarlas y capacitarlas para que puedan ser útiles a la sociedad”.

¿Qué tipo de gobernante será usted? ¿Continuará con los proyectos de su antecesor?

HICS: “Toca revisar cuidadosamente los proyectos que necesitan continuidad. Si vemos que está diseñados correctamente, cumpliendo la leyes, los continuaremos sin falta. Pero los que muestren tropiezos y malos manejos los denunciaré. Siempre he atacado la delincuencia y la corrupción; no me prestaré a encubrir a nadie. No tengo compromisos políticos ni personales con ninguna persona. Asumiré la Alcaldía de forma libre; sin ataduras ni intereses particulares”.

¿Cuál será su política de Vivienda de Interés Social?

HICS: “Mi programa se enfoca en manejar este tema sin favoritismos; vamos a acabar con la corrupción que se ha tejido por años. Particularmente, para darle una calidad de vida a estas personas que sueñan con tener su propio techo, mi idea es poder construir una ciudadela de vivienda de interés social (VIS), que incluyan todos los servicios: vivienda, supermercados, centro de salud, colegio, recreación, parques, centro cultural y hasta iglesia. Por supuesto que miraremos en qué terrenos se puede hacer, según el POT”.

¿Estaría usted dispuesto a entregarle a un grupo de veedores sus declaraciones de renta y los papeles de sus propiedades antes de comenzar y al terminar la alcaldía?

HICS: “Soy una persona completamente transparente. No tengo ningún problema en someterme a esta evaluación. Estaré dispuesto para ello, cuando lo requieran”.

‫Compartir

Deja un comentario