Cada dos días hubo una víctima de delito sexual en Cundinamarca

596
0
‫Compartir

Secretaría de Salud del departamento emitió alerta por casos de violencia y abuso durante el 2015. Señaló que de acuerdo con sus cifras el año pasado se presentaron 223 casos de violencia y abuso sexual.

foto tiempo
Foto: Policía de Cundinamarca Gildardo Linares Rodríguez fue capturado el pasado viernes en una vereda del municipio de Chía

Chía | Tomado del Diario El Tiempo | Judiciales | La Región desde los Medios |
Desde hace tres años, Gildardo Linares Rodríguez estaba abusando de una menor de 15 años. Por esa razón, el viernes fue capturado por la Policía de Cundinamarca y la Fiscalía General, tras la denuncia de la madre de la menor.

El hecho se presentó en una vereda de la zona rural de Chía y, según información de las autoridades, tras la captura del hombre de 44 años este se declaró culpable.

Ahora, deberá responder ante la justicia por los delitos de acceso carnal abusivo con menor de 14 años, en circunstancias de agravación en concurso homogéneo y sucesivo.

La captura del hombre se produjo luego de que las directivas del colegio donde estudiaba la menor comenzaran a notar cambios en su comportamiento. Por eso, solicitaron que la mamá de la joven se presentara en el plantel educativo y allí, luego de una investigación, se conoció que desde hace un tiempo estaba siendo víctima de violencia sexual.

Pero hay un agravante más en la historia, según el coronel José Miguel Correa, comandante de la Policía de Cundinamarca. “Producto de esta acción, el hombre dejó embarazada a la menor y en el colegio es donde se dieron cuenta de su estado, porque la pequeña alcanzó a tener el bebé, pero este falleció por problemas congénitos, según el parte médico”, contó.

Por casos como estos, la Secretaría de Salud de Cundinamarca emitió una alerta, pues señaló que de acuerdo con sus cifras el año pasado se presentaron 223 casos de violencia y abuso sexual.

Esto quiere decir que cada dos días se reportó una nueva víctima en uno de los 116 municipios de Cundinamarca, y a la luz de los registros de la institución son los menores, entre los 10 y 17 años, las víctimas más frecuentes de estos delitos.

Pero lo que le llama la atención a Diego Escobar, secretario de Salud, es que en los que va del 2016 ya se han reportado 52 casos. “Si seguimos con este comportamiento, para diciembre de este año vamos a tener 312 víctimas. Es decir, 40 % más que las que se presentaron en el 2015”.

Otro de los casos que le preocupan a la entidad es que las víctimas se siguen concentrando en Soacha, Facatativá y Chía. Aunque esto también puede presentarse porque en los municipios hay mayor tendencia a denunciar este tipo de actos.

Así lo corroboró el secretario de Salud de Soacha, Reyes Murillo, quien señaló que en los últimos años se ha trabajado en un sistema de información, que permite reportar más rápido estos casos, por lo que se han reducido las barreras de acceso a la justicia. También señaló que Soacha es uno de los municipios más poblados de Cundinamarca, por lo que los casos pueden ser proporcionales al número de habitantes.

En otros municipios como Facatativá, en donde se concentra una parte de los delitos, también se adoptaron medidas de prevención de estas conductas y atención a las víctimas.

Cielo Hernández, secretaria de Salud municipal, explicó que están trabajando en un plan de choque a mediano plazo, que consiste en conformar un equipo interdisciplinario que permita acercarse a la población más vulnerable ante estas conductas.

“Inicialmente se está montando una estrategia con la Secretaría de Educación de Facatativá para que se prioricen cinco instituciones durante este año. Allí se realizará una intervención a docentes, padres de familia y estudiantes sobre este flagelo”, señaló Hernández.

Aunque reconoció que esta aún es una estrategia que llega a una población reducida, frente a los más de 124.000 habitantes del municipio, explicó que llegan a una de las poblaciones más vulnerables y que trabajan para mejorar el acceso a la justicia.

Panorama de la infancia

Pese a las cifras registradas por la Secretaría de Salud, otra realidad es la que detallan los casos reportados en el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF).

Por ejemplo, en el 2014 llegaron a la institución 607 casos de violencia sexual-abuso sexual, mientras que para el 2015 las víctimas menores de edad de este flagelo fueron 542.

En el primer mes de este año, 28 niños, niñas y adolescentes ingresaron a proceso administrativo de restablecimiento de sus derechos, por motivo de abuso sexual.

‫Compartir

Deja un comentario